domingo, 4 de septiembre de 2016

La herencia paterna




Tomada de:www.elmejorabogadodeherencias.com/

Hace unos días, en esas horas tontas de las vacaciones, me puse a hojear el País Semanal que estaba por ahí, encima de una mesa. ¡Mal momento! Encontré un artículo titulado Nosotros o nuestros hijos de Fernando Trías de Bess (os dejo aquí el enlace por si queréis leerlo entero). Digo mal momento, porque el artículo me hizo PENSAR, y ¡estaba de vacaciones! 

Bromas a parte, me pareció muy interesante y creo que da en el clavo sobre el objetivo de la tarea de todos nosotros, padres, madres, abuelos, abuelas, profes y demás miembros de la sociedad, en la que estamos inmersos: la de educar a las nuevas generaciones.
"El mejor legado se compone de cuatro elementos: valores, conocimientos, educación y experiencias".

Septiembre es mes de buenos propósitos y de cambios, de buenos deseos que se quedan escritos en las hojas del calendario porque también es mes de vuelta a la rutina, de asumir nuestra realidad, esa que nos abruma con sus prisas, sus "tengo que..." y que nos atrapa como un torbellino, sin dejarnos tiempo para la importante: nosotros mismos. Por eso os pido que os paréis ahora que aún es posible  (no ha empezado el cole, no hay que ir corriendo de una clase extraescolar a otra) y nos preguntemos: ¿cuáles son mis valores? (Esos cuatro o cinco que me importan de verdad) ¿Qué estoy haciendo para ponerlos en práctica? ¿Qué puedo hacer para transmitirlos en mi entorno? ¿Qué estoy dispuesto a hacer para lograrlo?

De aquí puede que salga la verdadera educación y podamos proporcionar esas experiencias que los jóvenes necesitan para crecer como personas.

"Ahora que los padres estamos ahí para ayudarles a levantarse, nuestra misión es que prueben y experimenten a una edad en que sus errores, problemas y preocupaciones son aún reconducibles, manejables, gesionables." (Nosotros o nuestros hijos, Fernando Trías de Bes, El País Semanal, 21/08/2016)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada